JESUCRISTO   LA RESURRECCIÓN VIENE. HE AQUÍ QUE VIENE CON LAS NUBES Y TODO OJO LE VERÁ, Y LOS QUE LE TRASPASARON. Apocalipsis 1:7.

   PAGINA INICIAL 

 CONT@CTENOS    EL CAMINO A  DIOS    EL EVANGELIO   LA BIBLIA     DICCIONARIO ESPIRITUAL    ALIMENTO SOLIDO

MIRANDO AL ÁRBOL DEL CENTRO DEL EDÉN

BUSCANDO EL ÁRBOL DE LA VIDA

Cuando el Señor Jesús nos narra las Escrituras, nos quedamos atónitos de la manera en que Él abre los significados para nuestro espíritu y se convierten en árbol de Vida, porque es sabiduría de nuestro Padre hacia sus hijos, a los que ama hasta la muerte, y muerte de cruz. ¿Y si el Edén estuviera en Dios y en nosotros?

Lea este ejemplo en el Evangelio según San Juan 3:14:

14 Como Moisés levantó la serpiente, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, 

15 Para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Ahora compararé este texto con el resultado de mirar al árbol que está en el centro de Edén, dependiendo de cómo miremos ese árbol:

1º Si busco el conocimiento de la ciencia del bien y del mal:

La ley es la serpiente de bronce, pesada, (La maldición de la ley) a la que miraban los hebreos al salir en el desierto para recibir perdón de pecados al intentar cumplirla y con el cordero del sacrificio.

2º Si busco a Dios en Espíritu y en Verdad. Si no soy prepotente y no me considero justo, y busco que Dios me ame y perdone mi imperfección:

Cristo es la  manera de ver el árbol del centro de Edén que Dios nos propone en el principio. Cristo es el que es levantado en la cruz, como cumplimiento de la ley, y Cordero de la Pascua, el último Sábado, porque en Él se cumple el Shabbath espiritual (Ver EL SABADO ESPIRITUAL). Es hecho maldición en nuestro lugar, ...maldito todo el que sea colgado de un madero...Gálatas 3:13. Cristo es la ley cumplida para el hombre. En Él se cumple la ley, la Pascua, el perdón de pecados y se nos da la vida eterna, y la vida en paz en la Tierra, hasta que venga en Su reino y seamos todos resucitados.

Al mirarle a Él vemos nuestra salvación, porque Él ha resucitado. Por cuanto Él vive, nosotros viviremos.

Edén significa delicias. Dios nos ofrece las delicias de su presencia, aquí y durante la eternidad. Adán y Eva, el hombre y su mente, son echados fuera del huerto de Edén. Fuera de la presencia de Dios. 

Dios se ve forzado a enseñarnos la moral que puede dar la vida, si es que se cumple, lo cual no es posible porque la carne es débil, no porque la Ley de Dios no sea perfecta en cuanto a la moral.

Dios no ha creado al hombre para que sea un ser que reacciona a una ley como un ordenador reacciona a un programa, sino que quiere que el amor suyo habite en nuestro corazón, y el amor es lo que permanece.

Edén representa el alma de Dios y el alma del hombre, porque fuimos creados a su imagen en cuanto al alma, y Dios puso al hombre en el huerto del Edén para que lo labrase y lo guardase, para que labrase su mente, su alma, y de la mano de Dios recibiera los frutos, todo conocimiento de Dios enseñado directamente por Él y los guardara como oro en paño. 

Del Huerto de Edén sale un Río, que es el Espíritu de Dios, que da el agua de Vida para los hombres, y éste se divide en cuatro brazos. Cuatro son los evangelios, cuatro son los seres que rodean el trono de Dios descrito en Apocalipsis 4:6. y Ezequiel 1:6. Leer.

En ese huerto encontramos árboles, todo árbol delicioso a la vista, o sea toda ciencia y todo conocimiento de Dios, que Él quiere enseñarnos. También a los hombres se les compara en la Biblia con árboles, que damos mejores o peores frutos, o ningún fruto, o árboles secos, como la higuera que maldijo Jesucristo, pero el árbol principal que da el fruto de la Vida, es Dios en Cristo, Quien da la VIDA en la cruz, vida y sangre que representan a Su Espíritu en la eternidad, porque Dios es Espíritu. (Ver LA SANGRE).

Pero otra vez vuelvo a decir que ésta no es la relación que Dios quiere tener con el hombre, sino que tenemos que volver a la situación que tenía Adán con Dios, antes de comer del árbol. El hombre mira el árbol como una fuente de sabiduría, el conocimiento del bien y del mal y luego decide lo que va a hacer en su egoísmo, esto es lo que quiere obtener de su propio huerto de Edén, de su mente. En lugar de buscar una relación con Dios, y ver el árbol como la fuente de la Vida. Debido a que el hombre no mira a Dios como su Señor, como su amigo, como su Esposo eterno. 

Esta es la obra de la serpiente, que camina zigzagueando, como la mente de los hombres, en un mar de dudas, sin saber decidir, que cada vez que deciden lo hacen influenciados por las modas morales y de comportamiento de su tiempo, por el ¿qué dirán? y por su egoísmo.

Pero Dios nos ofrece otro modo de Vida, porque el que acabo de describir da como fruto el miedo y la muerte. El que Dios nos ofrece es ir de Su mano y que hablemos con Él, porque Él nos ama tanto que si le miramos con amor como a nuestro Padre bueno, Él se vuelca con nosotros en mostrarnos el Camino, la Verdad, y la Vida. El Árbol de la Vida en el centro de mi alma, el templo de Dios.

 

Textos comentados de referencia al tema:

TEXTO BÍBLICO

GÉNESIS: CAPITULO 2

8 Y Yahweh Dios plantó un huerto en Edén, al oriente; y puso allí al hombre que había formado.  

9 Y Yahweh Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.  

10Y salía de Edén un río para regar el huerto, y de allí se repartía en cuatro brazos.

Cuatro son los evangelios, cuatro son los seres que rodean el trono de Dios descrito en Apocalipsis 4:6. y Ezequiel 1:6. Leer.

11El nombre del uno era Pisón; éste es el que rodea toda la tierra de Havila, donde hay oro;  

12y el oro de aquella tierra es bueno; hay allí también bedelio y ónice.  

13El nombre del segundo río es Gihón; éste es el que rodea toda la tierra de Cus.  

14Y el nombre del tercer río es Hidekel; éste es el que va al oriente de Asiria. Y el cuarto río es el Eufrates.

15Tomó, pues, Yahweh Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase.  

16Y mandó Yahweh Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer;  

17mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.

GÉNESIS: CAPITULO 3

Desobediencia del hombre

1Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Yahweh Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?

La serpiente zigzaguea y hace una pregunta astuta, plantea que no se puede comer de ningún conocimiento porque traerá la muerte, para mas tarde mostrarle a Eva, el alma, la mente de un hombre, del que él ya sabe que no busca a Dios, una visión de codicia de sabiduría sin Dios, y reforzar la idea a este hombre apartado de Dios que la cara que va a ver del árbol del centro de Edén es solo la del conocimiento del bien y el mal, y que no existe otra. Además se apunta el tanto de que el hombre no muere inmediatamente físicamente, con lo cual adquiere credibilidad para que el hombre caiga en el engaño y en la muerte espiritual, porque sabe la serpiente que Dios se aparta de los que no le aman, porque a ella ya le ha sucedido.

2Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer;  

3pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.

Nótese que Dios no dijo que no se comiera del árbol de que está en medio del huerto, sino del árbol del conocimiento del bien y el mal. Eva ya no ve con los ojos del espíritu. Solo busca conocer sin Dios.

4Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis;  

5sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.

6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.  

7 Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.

Terrible. De repente el hombre se da cuenta de su imperfección y el acusador comienza a hacerle pesada su vida al verse en su imperfección ante Dios y ante si mismo. El hombre no tiene dominio propio y no puede dominar la carne, por muy fuerte que sea. Solo por el Espíritu Santo se puede, porque Él es la esencia de la vida.

8 Y oyeron la voz de Yahweh Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Yahweh Dios entre los árboles del huerto.  

9Mas Yahweh Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú?  

10Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí.  

11Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses?  

12Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí.

La mente que me diste como la Tuya, me ha hecho comer, porque ansía conocimiento. Que pobre respuesta la de Adán. También podría no haberse justificado y haberse arrepentido. Pero no, no podía ser humilde y pedir perdón a Dios, porque seguro que Dios le perdonaría, porque ya nos ha demostrado que nos ama, en Cristo. Es mas, si Dios sabe que somos imperfectos y nos ama y no deja que veamos nuestra imperfección moral, porqué vamos a dudar de su amor y de su perdón. Hay que vivir de la mano de Dios, preguntándole, compartiendo nuestra vida con Él.

13Entonces Yahweh Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí.

 

TEXTO BIBLICO:

NÚMEROS: CAPITULO 21

La serpiente de bronce

4Después partieron del monte de Hor, camino del Mar Rojo, para rodear la tierra de Edom; y se desanimó el pueblo por el camino.  

5Y habló el pueblo contra Dios y contra Moisés: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para que muramos en este desierto? Pues no hay pan ni agua, y nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano.

La revelación de Dios, le parece al hombre carnal, alimento liviano. También en 1ª Corintios 2: 14Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.

6Y Yahweh envió entre el pueblo serpientes ardientes, que mordían al pueblo; y murió mucho pueblo de Israel.  

7Entonces el pueblo vino a Moisés y dijo: Hemos pecado por haber hablado contra Yahweh, y contra ti; ruega a Yahweh que quite de nosotros estas serpientes. Y Moisés oró por el pueblo.  

8Y Yahweh dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla sobre una asta; y cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá.  

9Y Moisés hizo una serpiente de bronce, y la puso sobre una asta; y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía.

La humanidad queda en libertad de pensamiento o libre albedrío, y Dios envía serpientes ardientes que mordían a los hombres; Estas serpientes son sus propias morales, sus ideas, sus proyectos de como debe ir el mundo, sin contar con Dios, y son acusados por el acusador y fiscal que es Satanás, pues esto significa su nombre. Por esto morían ellos, como también hoy están muertos aquellos que siguen su propia ley, sin Dios, porque la moral personal es incumplible, porque varía a medida que el hombre tiene experiencia y ve como reacciona su prójimo, etc. Por lo tanto queda muerto al Espíritu de Dios.

...Sígueme; Deja que los muertos entierren a sus muertos. Palabras de Jesucristo en el Evangelio según San Mateo 8:22.

Hay que abandonar las serpientes, que son las morales, abandonar la búsqueda de la moral personal ideal, porque si de moral se trata, de cara a Dios, ya hemos recibido la moral perfecta, la Ley de Dios que es la serpiente ardiente que le mandó mostrar Dios a Moisés, la serpiente de bronce. El bronce brilla pero es pesado, representa una carga que no se puede llevar. El arrepentimiento es la condición del corazón que agrada a Dios.

Dios busca esta relación entre Él y el hombre y les daba el maná del cielo, les daba entendimiento de su Espíritu, pero ellos no querían esto sino que protestaron contra Él, y contra Moisés. 

No quiere pues el hombre, conocer a Dios, sino que Dios le bendiga en su vida material, en la salud, en la prosperidad, en el dinero, en los hijos, en su éxito. 

El hombre no busca el rostro de Dios, sino la mano de Dios.

Dios busca mostrarnos su rostro, y para ello nos ha limpiado y santificado derramando Su esencia, Su Espíritu, como río de aguas vivas en Edén, derramando la Sangre de Cristo, que nos limpia de nuestra conciencia de enemistad con Dios, y su mano es la que nos tiende para guiarnos en cada momento de nuestras vidas. El es el Árbol de la Vida.

Paralelismo entre Cristo y Moisés como entre el árbol de la Vida y el árbol del conocimiento del bien y el mal:

Entonces Faraón mandó a todo su pueblo, diciendo: Echad al río a todo hijo que nazca, y a toda hija preservad la vida. Éxodo 1:22.

Después que partieron ellos, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José y dijo: Levántate y toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y permanece allá hasta que yo te diga; porque acontecerá que Herodes buscará al niño para matarlo. San Mateo 2:13.

TEXTO BIBLICO:

ÉXODO: CAPITULO 2

Nacimiento de Moisés

1Un varón de la familia de Leví fue y tomó por mujer a una hija de Leví, 

2la que concibió, y dio a luz un hijo; y viéndole que era hermoso, le tuvo escondido tres meses. 

3Pero no pudiendo ocultarle más tiempo, tomó una arquilla de juncos y la calafateó con asfalto y brea, y colocó en ella al niño y lo puso en un carrizal a la orilla del río. 

4Y una hermana suya se puso a lo lejos, para ver lo que le acontecería. 

5Y la hija de Faraón descendió a lavarse al río, y paseándose sus doncellas por la ribera del río, vio ella la arquilla en el carrizal, y envió una criada suya a que la tomase. 

6Y cuando la abrió, vio al niño; y he aquí que el niño lloraba. Y teniendo compasión de él, dijo: De los niños de los hebreos es éste. 

7Entonces su hermana dijo a la hija de Faraón: ¿Iré a llamarte una nodriza de las hebreas, para que te críe este niño? 

8Y la hija de Faraón respondió: Ve. Entonces fue la doncella, y llamó a la madre del niño, 

9a la cual dijo la hija de Faraón: Lleva a este niño y críamelo, y yo te lo pagaré. Y la mujer tomó al niño y lo crió. 

10Y cuando el niño creció, ella lo trajo a la hija de Faraón, la cual lo prohijó, y le puso por nombre Moisés, diciendo: Porque de las aguas lo saqué.

El nacimiento de Moisés tiene una persecución de un edicto de Faraón de que los hijos varones de los hebreos fuesen matados, y es puesto en una cesta y echado al río/mundo. La ley está en el mundo. El árbol de la vida por la moral está a nuestro alcance pero es de bronce, una moral tan pesada y estricta que no se puede soportar. Miren al árbol con arrepentimiento porque Cristo es el que lleva el documento de nuestra sentencia de condenación y muerte y la clava en la cruz. Y resucita para que veamos que la muerte física es una mentira, es el miedo a lo desconocido lo que tememos. Conoced a Dios y recibid a Cristo y sed liberados de la muerte espiritual y eterna.  

 

TEXTO BÍBLICO:

EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO: CAPITULO 2

Matanza de los niños

13Después que partieron ellos, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José y dijo: Levántate y toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y permanece allá hasta que yo te diga; porque acontecerá que Herodes buscará al niño para matarlo. 

14Y él, despertando, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto, 

15y estuvo allá hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta, cuando dijo: De Egipto llamé a mi Hijo.

16Herodes entonces, cuando se vio burlado por los magos, se enojó mucho, y mandó matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y en todos sus alrededores, conforme al tiempo que había inquirido de los magos.

Cristo nace, y Herodes promulga un edicto para que todos los niños menores de dos años de los hebreos sean matados. Sus padres llevan a Jesús a Egipto que es el río/mundo. La salvación está en el mundo. El árbol de la Vida está a nuestro alcance. Lo que tenemos que hacer es mirar al Árbol del centro del Huerto de Edén con amor, y con arrepentimiento; la salvación y la Vida y el conocimiento y la Verdad son delicias que Dios nos quiere dar, hoy y en la eternidad. 

 

Finalmente de nuevo el texto del comienzo:

TEXTO BÍBLICO:

EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN: CAPITULO 3

12Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?  

13Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo.  

14Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado,  

15para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

 

De tal manera amó Dios al mundo

16Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.  

17Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.  

18El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.

Unigénito es que hay una sola genética, porque Dios es uno, Cristo, El Padre, El Espíritu Santo, no son tres, son lo mismo, son uno. Lo que se conoce como trinidad en realidad es Uno, una sola genética espiritual.

19Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.

20Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas.  

21Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.

Y Ud. de qué árbol comerá??? 

 

 

  • Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y llamárase su nombre: Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. Profecía de Isaías 9:6.


  • Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mi. Palabras de Jesucristo. Evangelio de Juan 14:6.
  • Ud. quiere conocer a Dios, pero sabe que el camino no es por las religiones, ni por las sectas, ni por la sociedad. El mundo, sin Dios, ha fracasado. ...Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son... Juan 17:9. Oración de Jesús.


  • Si de verdad busca Ud. a Dios, comience hoy una nueva vida, de la verdadera mano de Dios. El Evangelio es el mensaje para todas las naciones, sin importar la raza, la procedencia ni la cultura. Dios es el Salvador de aquellas personas que le abren su corazón y se arrepienten de vivir sin El.


  • ...Así que hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano. 1Corintios 15:58.

  © Copyright. Todos los derechos reservados.  Desde Jesucristo.net  se autoriza la utilización de estos textos, previa petición, sin que se altere el contenido y citando su procedencia.