¿CONOCES A JESUCRISTO? ¡RECIBE A CRISTO!

 © Carlos Padilla

¿Quieres conocer a Jesucristo? Un encuentro personal con Jesucristo es la experiencia espiritual más profunda que transformará tu vida, y cambiará tu corazón para siempre. Si has llegado hasta esta página, te aseguro, querido amigo/a, que no es casualidad. Si ahora puedes, cierra tus ojos y habla con Dios con tus propias palabras, sin rezos, ni repeticiones, pero te propongo un ejemplo de oración: 

EJEMPLO DE ORACIÓN PARA CONOCER A JESUCRISTO

Señor Jesucristo, estoy buscando la Verdad, el propósito de mi vida, y respuestas a muchas preguntas profundas y existenciales. La Biblia dice ser Tu Palabra, y que eres el Hijo de Dios, que has muerto por mí, y que, con Tu sangre, has pagado por mis pecados en la Cruz del Calvario, hace unos 2000 años, para que tenga vida eterna en Tu Reino Eterno, cuando vuelvas al final de los tiempos. La Biblia, también dice que este mundo pasará y que traerás un nuevo mundo eterno, lleno de felicidad, paz y justicia. Que, aunque muera, resucitaré, y si tengo fe en Ti y en Tu obra salvadora, me ayudarás a vivir una vida como Tú quieres, podré vivir eternamente en Tu Reino, la muerte no es el fin, sino que hay resurrección de los muertos, y día del juicio, porque Tú has resucitado. Que me ayudarás en mi vida, con mis problemas, con mis seres queridos, con mis sueños y proyectos, y me darás una vida con propósito. Tú dices que eres el Camino, la Verdad y la Vida (Juan 14), y la Puerta a Dios, al Padre y Dios hecho hombre. Quiero vivir con Tu bendición y conocerte, y que mi vida sea, esa vida que Tú anuncias a los que aman a Dios. Enséñame a conocer al Padre, a amarte y a comprenderte, porque la Biblia dice que Dios me ama antes de que yo Te ame a Ti, aun siendo un pecador/a. Quiero recibirte en mi corazón, y recibir al Espíritu Santo (Juan 16) para que viva en mí, como Tú enseñas, para que me guíe y me guarde hasta Tu venida.

Por lo tanto, como Tú dices en La Biblia, y el Espíritu Santo me enseña, yo declaro: Padre, reconozco que soy pecador/a, porque no he creído en Ti, ni en Tu Hijo Jesucristo, ni te he obedecido, y he vivido mi vida sin Ti y me arrepiento (cambio de mente o de forma de pensar). Quiero ser salvado/a para la eternidad, y que mis seres queridos también lo sean. Recibo Tu misericordia y Tu salvación por la fe. La Biblia dice que la salvación es por Tu gracia, a través de la fe, no por mis obras y méritos, por tanto acepto el sacrificio de Tu Hijo Jesucristo para el perdón de todos mis pecados, por la Sangre preciosa que has derramado en la Cruz por mí, como el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo (Juan 1) por la fe que Tu gracia me ha dado.

Te entrego mi vida para que con Tu Santo Espíritu me bendigas y seas para siempre mi Señor. Tú conoces mi corazón. Señor, quiero conocer La Biblia, Tu Palabra, y que me enseñes toda la verdad, para que nadie me engañe nunca, conocer Tu voluntad, y vivir contigo desde hoy y hasta la eternidad, y con aquellos que son Tus hijos, entre los que espero estar con mis seres queridos. Gracias por Tu amor y salvación. ¡Amén!

 

HOY COMIENZA TU NUEVA VIDA CON JESUCRISTO

A continuación, o más tarde, puedes contarle a Dios tu situación personal, y aunque no oigas la respuesta inmediatamente, la recibirás en tu corazón, y en tu mente, y Dios buscará la manera de hablarte y darte señales que tú entiendas, y guiarte sin que te des cuenta. Además, al leer La Biblia encontrarás ejemplos de vidas parecidas a la tuya, situaciones similares, y las respuestas de Dios a hombres y mujeres de todos los tiempos. Dios conoce tu vida, Él te creo, pero en lugar de imponerse en ella –aunque como Dios y Señor soberano puede hacerlo– espera a que seas tú quien Le abra el corazón. Él ya ha dado Su vida por ti, en Jesucristo, en el Calvario, para demostrarte hasta que punto te ama.

A partir de aquí, no tienes por qué estar solo en la fe. Habla con Dios en el nombre de Jesucristo para que te guíe y te lleve a conocer a verdaderos cristianos. Busca una buena iglesia bíblica y evangélica. La Biblia dice que los nuevos creyentes –al igual que hizo Jesucristo– eran bautizados. Si ya has comprendido bien en Evangelio, debes bautizarte en agua, para mostrarle a Dios, y al mundo –de forma simbólica– lo que has recibido de forma espiritual y real, que has recibido a Jesucristo y que has sido «lavado» de tus pecados, de tu antigua vida, por la fe que viene de Su gracia. Hay mucha gente de Dios que puedes conocer, y con quienes compartir experiencias, oraciones, alabanzas, la Santa Cena, y la vida, etc. También ayudarás a otros a conocer a Jesucristo y salvar sus vidas, además harás buenas obras el resto de tu vida por amor al prójimo, no para salvarte por tus méritos.

Es muy importante que no dejes pasar un solo día de tu vida sin que busques ese reducto en el tiempo, ese momento especial diario, donde puedas conversar con Dios, y leer La Biblia, porque Jesucristo viene pronto para llevarte, y llevarnos a todos los que Le amamos, a Su Reino. Cuando ores, pide también por nosotros para que sirvamos al Señor y al prójimo con verdad y amor de Dios, y ora también por toda la Iglesia verdadera: el cuerpo de Cristo.

Dios te bendiga en tu vida desde este momento con Su Santo Espíritu, Quien te enseñará y guiará siempre por Jesucristo. Habrás nacido de nuevo (Juan 3) y eres templo del Espíritu Santo.

 

TEXTOS BÍBLICOS PARA CONOCER MÁS A JESUCRISTO

“…Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cierra la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que está en lo secreto, te recompensará en público. Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos”. (Mateo 6:5).

“…Y nadie conoce al Hijo, sino el Padre; ni al Padre conoce alguno, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar…” (Mateo 11:27).

Estas palabras de Jesucristo hacen al hombre pararse y darse cuenta de que no tiene recurso alguno para conocer a Dios, sino a través de Su Hijo Jesucristo. Por ello, la misión que nos encomienda es la evangelización, para que conociendo al Hijo, Él lleve a los hombres al Padre, como concluyen los siguientes Textos Bíblicos:

“…Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, al único Dios verdadero; y a Jesucristo a quien has enviado”. (Juan 17:3).  

“…Y les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer aún, para que el amor con que me has amado esté en ellos, y yo en ellos”. (Juan 17:26).

“…El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta”. (Juan 7:17).

“…El que no naciere de nuevo, no puede ver el Reino de Dios”. (Juan 3:3).

“…Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda; mas tenga vida eterna”. (Juan 3:16).

Para conocer más de Jesucristo puedes leer este Estudio Bíblico completo sobre JESUCRISTO. Sigue creciendo espiritualmente leyendo los Estudios Bíblicos de Jesucristo.net en: Alimento Sólido. Jesucristo vuelve, conoce a Jesucristo diariamente en tu relación con Él por la oración, y leyendo La Biblia. Amén.