JESUCRISTO   LA RESURRECCIÓN VIENE. HE AQUÍ QUE VIENE CON LAS NUBES Y TODO OJO LE VERÁ, Y LOS QUE LE TRASPASARON. Apocalipsis 1:7.

   PAGINA INICIAL   

 CONTACTENOS    EL CAMINO A  DIOS    EL EVANGELIO   LA BIBLIA     DICCIONARIO ESPIRITUAL    ALIMENTO SOLIDO

SARA Y AGAR

EL ALMA Y LA CARNE - EL ESPÍRITU Y LA RELIGIÓN

 

La persona que ya es templo del Espíritu de Dios, va a encontrar que su carnalidad tratará de separarse del espíritu, por los deseos, tentaciones y proyectos, y buscará la manera de influir por la mente de manera que el pecado triunfe, pero como veremos en el texto Bíblico, Dios envía su mensajero para ordenar a nuestra carnalidad, la esclava, que se someta a nuestra voluntad espiritual, y esta es la gran ayuda que Dios nos envía para este problema concreto, y que quisiera que quedara como centro del mensaje de este tema por la bendición que llevará al lector la fe en cómo Dios se ocupa de nosotros en todo momento. Esto lo veremos a continuación en el texto Bíblico.

La carne, que tantas veces se sigue confundiendo, espiritualmente hablando solo con el cuerpo humano, es en realidad el concepto de nuestro comportamiento fuera de la voluntad de Dios. El alma, sin embargo, representa nuestra persona, la cual puede estar siendo habitada e influenciada por Dios con su Espíritu, o por el espíritu del mundo, el sistema del enemigo de Dios.

Si el hombre sigue la carne y usa su mente y su espíritu para lo mundano, se encuentra como simple animal racional, muerto a la dimensión de Dios, pero estamos capacitados, y esto se consigue por la fe, para convertirnos en unos seres superiores, con una capacidad espiritual que nos lleva a la esencia del mismo Señor, que es para lo que nos da la vida. Es por esto que debemos considerar que fuimos hechos a la imagen de Dios, y con esto se entiende la capacidad espiritual de ser como Dios, y para establecer esto han hecho falta los méritos de Cristo primero y por la causa del Espíritu Santo después.

Cuando el Adán cualquiera usa su mente para seguir la rutina del binomio bien/mal, llega a lo máximo que el intelecto puede hacer, establecer unas reglas por las que basarse, una ley, un sistema, una esclavitud. Sin embargo por la fe en Cristo, el segundo Adán cualquiera, se convierte en espíritu vivificante en lugar de alma viviente solamente.

El Señor nos saca de la esclavitud de la carne para con el sistema, el mundo del animal racional sin Dios, para que nuestro espíritu esté libre para adorarle, como anticipo de la vida eterna que nos ofrece, y esto lo vemos reflejado en Éxodo en la salida de Egipto. Hay un texto Bíblico en Génesis que llama la atención porque en Él podemos ver dos cosas: cuál es el fruto de la carnalidad y el fruto del Espíritu, y el mensaje de Dios a nuestra carnalidad.

 

TEXTO BÍBLICO

GÉNESIS 16

1Sarai mujer de Abram no le daba hijos; y ella tenía una sierva egipcia,

La sierva de la esposa de Abram es la carne, que es sierva de la mente que es la esposa del espíritu. Es egipcia porque pertenece al mundo, en esta web identificamos Egipto con el sistema del mundo, no el Egipto como nación ni los egipcios, sino que se usa en la Biblia para entender la civilización fuerte de esa época, que hoy representa occidente.

que se llamaba Agar. 2Dijo entonces Sarai a Abram: Ya ves que Yahweh me ha hecho estéril; te ruego, pues, que te llegues a mi sierva; quizá tendré hijos de ella. 

La mente piensa que como no ve el camino del espíritu, ya no es real, y prefiere confiar en el sistema carnal, el pensamiento de lo palpable, porque no tiene fe.

Y atendió Abram al ruego de Sarai. 3Y Sarai mujer de Abram tomó a Agar su sierva egipcia, al cabo de diez años que había habitado Abram en la tierra de Canaán, y la dio por mujer a Abram su marido. 4Y él se llegó a Agar, la cual concibió; y cuando vio que había concebido, miraba con desprecio a su señora. 5Entonces Sarai dijo a Abram: Mi afrenta sea sobre ti; yo te di mi sierva por mujer, y viéndose encinta, me mira con desprecio; juzgue Yahweh entre tú y yo. 6Y respondió Abram a Sarai: He aquí, tu sierva está en tu mano; haz con ella lo que bien te parezca. Y como Sarai la afligía, ella huyó de su presencia.

Sara, la mente-alma del hombre no tiene hijos, proyectos por si sola, o bien los tiene del mundo, que se los ofrece como la serpiente a Eva, o tiene que esperar en Cristo para que lo espiritual se materialice en su vida diaria en la tierra.

7Y la halló el ángel de Yahweh junto a una fuente de agua en el desierto, junto a la fuente que está en el camino de Shur. 8Y le dijo: Agar, sierva de Sarai, ¿de dónde vienes tú, y a dónde vas? Y ella respondió: Huyo de delante de Sarai mi señora. 9Y le dijo el ángel de Yahweh: Vuélvete a tu señora, y ponte sumisa bajo su mano.

El ángel, o mensajero, o espíritu de Yahweh, se preocupa por nuestra vida, llama a nuestra visión del sistema y le da orden de someterse al alma en lo espiritual, aunque no tenga aun frutos, que espere en el Espíritu, porque nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo y no nos pertenecemos a nosotros mismos, el ángel de Yahweh, ordena que nuestra carne y nuestra mente no sigan los pasos del mundo. No le deja a nuestra mente seguir el camino del mundo.

10Le dijo también el ángel de Yahweh: Multiplicaré tanto tu descendencia, que no podrá ser contada a causa de la multitud. 11Además le dijo el ángel de Yahweh: He aquí que has concebido, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Ismael, porque Yahweh ha oído tu aflicción. 12Y él será hombre fiero; su mano será contra todos, y la mano de todos contra él, y delante de todos sus hermanos habitará.

La descendencia de la mente humana sin Dios ha sido multiplicada tanto que hemos, la multitud de la descendencia,  llevado la civilización a fines insospechados y hoy la tecnología y la ciencia nos aportan mucho conocimiento, ventajas y comodidades. Así como en Isaac somos los que escuchamos al Espíritu de Dios, en Ismael escuchamos la esclavitud de una mente a la que se le da el pensamiento, la ley y la esclavitud al sistema de la civilización.

"Será fiero y estará contra todos y todos contra él", es la alegoría que encierra la falta de amor a los necesitados y el amor al progreso y el éxito egoísta que vemos hoy en nuestra sociedad.

También se puede interpretar literalmente a Ismael como padre de los Árabes y de ellos el Islam y que Isaac es el padre de los Judíos, y que por lo tanto el texto está diciendo que la promesa es solo para los Judíos, pero en realidad ellos que en un principio han tenido el privilegio y la responsabilidad de transmitir las Sagradas Escrituras, no han recibido a Aquél que está en la profecía de Estas como el salvador de la humanidad, por lo que tanto los Islámicos y los Judíos deben recibir al Mesías para ser salvos, pero esto también puede tomarse como un llamamiento de que solo los Cristianos tienen la verdad, y aunque el nombre Cristiano viene de Cristo, no así las ramas cristianas también deben dejar la tradición para seguir la doctrina del Mesías, y así estas tres ramas serán hijos de Abraham por la promesa, y podrán llevar el mensaje a las demás naciones para que el resto también sean llamados hijos de Abraham por la promesa: En ti serán benditas todas las naciones de la tierra... porque en realidad Isaac conecta con Cristo y los dos fueron ofrecidos en el monte como sacrificio, aunque Isaac fue librado y sustituido por un cordero que representa a Jesús. Isaac llevaba la leña y Cristo la cruz o leño. Todos en Cristo debemos salir de Agar, la esclava a la religión de nuestra tradición y nación, a no ser que se haya nacido en una familia donde se conoce a Cristo, pero al que habrá que aceptar personalmente y no por el bautismo de bebés, que nada saben.

13Entonces llamó el nombre de Yahweh que con ella hablaba: Tú eres Dios que ve; porque dijo: ¿No he visto también aquí al que me ve? 14Por lo cual llamó al pozo: Pozo del Viviente-que-me-ve. He aquí está entre Cades y Bered. 15Y Agar dio a luz un hijo a Abram, y llamó Abram el nombre del hijo que le dio Agar, Ismael. 16Era Abram de edad de ochenta y seis años, cuando Agar dio a luz a Ismael.

Entonces la mente reconoce la mano de Dios, y la necesidad de vivir por Él, el que nos ve en todo momento, porque nos ama.

 

GÉNESIS 21

1Visitó Yahweh a Sara, como había dicho, e hizo Yahweh con Sara como había hablado. 2Y Sara concibió y dio a Abraham un hijo en su vejez, en el tiempo que Dios le había dicho. 3Y llamó Abraham el nombre de su hijo que le nació, que le dio a luz Sara, Isaac. 4Y circuncidó Abraham a su hijo Isaac de ocho días, como Dios le había mandado. 5Y era Abraham de cien años cuando nació Isaac su hijo.

Abraham ya tiene el nombre cambiado, ya ha crecido espiritualmente, los cien años representan la ancianidad del creyente. Es en esta fase cuando se comienza a caminar por el Espíritu y no por la vista de lo que el mundo a priori ofrece como seguro, sino que se aprende a confiar en Dios aunque parezca con el razonamiento basado en el sistema, que no va a funcionar, pero ¿ quién sabe mas Dios o los hombres?, pues confiemos en Dios que nos de hijo, proyecto de vida con Su Espíritu, Isaac.

9Y vio Sara que el hijo de Agar la egipcia, el cual ésta le había dado a luz a Abraham, se burlaba de su hijo Isaac. 10Por tanto, dijo a Abraham: Echa a esta sierva y a su hijo, porque el hijo de esta sierva no ha de heredar con Isaac mi hijo. 11Este dicho pareció grave en gran manera a Abraham a causa de su hijo. 12Entonces dijo Dios a Abraham: No te parezca grave a causa del muchacho y de tu sierva; en todo lo que te dijere Sara, oye su voz, porque en Isaac te será llamada descendencia.

Sara, nuestra alma-mente, ve que nuestra carne y la carne de los demás, los que siguen el mundo, se ríen de lo espiritual, de lo de Dios, porque no lo ven, por lo tanto la carne es echada fuera, el creyente que ya aprende a caminar por el Espíritu de Dios que mora en él, desecha los razonamientos del mundo y le pregunta a Dios las cosas de su vida, y las cosas espirituales. De esta forma es de la que los que son llamados hijos de Abraham son descendencia de la promesa, Isaac, que significa risa, porque Sara se rió, nuestra mente se rió ante la promesa de lo imposible por parte de Dios.

13Y también del hijo de la sierva haré una nación, porque es tu descendiente. 14Entonces Abraham se levantó muy de mañana, y tomó pan, y un odre de agua, y lo dio a Agar, poniéndolo sobre su hombro, y le entregó el muchacho, y la despidió. Y ella salió y anduvo errante por el desierto de Beerseba. 15Y le faltó el agua del odre, y echó al muchacho debajo de un arbusto, 16y se fue y se sentó enfrente, a distancia de un tiro de arco; porque decía: No veré cuando el muchacho muera. Y cuando ella se sentó enfrente, el muchacho alzó su voz y lloró. 17Y oyó Dios la voz del muchacho; y el ángel de Dios llamó a Agar desde el cielo, y le dijo: ¿Qué tienes, Agar? No temas; porque Dios ha oído la voz del muchacho en donde está. 18Levántate, alza al muchacho, y sostenlo con tu mano, porque yo haré de él una gran nación. 19Entonces Dios le abrió los ojos, y vio una fuente de agua; y fue y llenó el odre de agua, y dio de beber al muchacho. 20Y Dios estaba con el muchacho; y creció, y habitó en el desierto, y fue tirador de arco. 21Y habitó en el desierto de Parán; y su madre le tomó mujer de la tierra de Egipto

La carne busca para nuestros proyectos del mundo la esposa, para asegurar que no vayamos a tener falta de pruebas, persecuciones, y demás, y todo por Agar, la egipcia, hija del mundo, la esclava, la ley en lugar de la gracia.

 

ÉXODO 20

8Acuérdate del día de reposo para santificarlo. 9Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; 10mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada,

No hagas obras o proyectos de tu carne en el día del Señor, o sea, que cuando ya vivas en Shabbath, ya no tienes que vivir bajo el yugo de la esclavitud religiosa.

 

DEUTERONOMIO 5

15Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual Yahweh tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo.

El Señor nos saca en nuestra mente de seguir ciegamente lo que el sistema nos propone y nos hace estar pendientes de las cosas espirituales.

 

RUT 3

9Entonces él dijo: ¿Quién eres? Y ella respondió: Yo soy Rut tu sierva; extiende el borde de tu capa sobre tu sierva, por cuanto eres pariente cercano. 10Y él dijo: Bendita seas tú de Yahweh, hija mía; has hecho mejor tu postrera bondad que la primera, no yendo en busca de los jóvenes, sean pobres o ricos.

La sierva al ser la carnalidad de nuestra mente que ha visto al Señor, pide que la capa, la unción y la protección del Señor, estén sobre ella, como las madres que piden cada día por sus hijos. No yendo en busca de jóvenes es que hace falta la ancianidad espiritual y Dios nos la quiere dar. Seamos ricos en sabiduría o pobres en conocimientos, la unción misma nos enseñará.

 

ISAÍAS 42

1He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento; he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones.

He aquí una nueva servidumbre para con Dios, la del Espíritu, sin duda en este pasaje el Padre habla del Hijo que es el siervo de la justicia de las naciones, y se hace siervo por amor a nosotros, y así nosotros nos debemos hacer siervos de Cristo por amor a Él y a nuestros hermanos y prójimo.

 

ZACARÍAS 3

8Escucha pues, ahora, Josué sumo sacerdote, tú y tus amigos que se sientan delante de ti, porque son varones simbólicos. He aquí, yo traigo a mi siervo el Renuevo. 9Porque he aquí aquella piedra que puse delante de Josué; sobre esta única piedra hay siete ojos; he aquí yo grabaré su escultura, dice Yahweh de los ejércitos, y quitaré el pecado de la tierra en un día. 10En aquel día, dice Yahweh de los ejércitos, cada uno de vosotros convidará a su compañero, debajo de su vid y debajo de su higuera.

El Renuevo y Aquella piedra es sin duda alguna Cristo, la piedra de Moisés, y la piedra de tropiezo, y están atentos sobre ella los siete espíritus de Dios. La Iglesia o cuerpo de Cristo tiene siete ojos de Dios que la observa y acompaña en el camino hasta la venida del Reino eterno de nuestro Señor Jesucristo.

La vid es el vino, la sangre de Cristo, la vida que nos da a nosotros vida, y la higuera son los frutos que damos, que Cristo hace que demos en el Espíritu. 

 

MATEO 23

11El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo.

Como en Isaías, esta es la escuela de Jesús, que seamos siervos de nuestros hermanos y no hermanos, que oremos por los que no conocen al Señor y son enemigos en sus mentes para que reciban la fe y salven su almas. Por lo tanto cuanto mas podamos servir, mayores llegaremos a ser en el amor de Dios.

 

JUAN 15

15Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer.

Ahora Dios nos abre el significado de la servidumbre espiritual, es una cuestión de fe, de confianza en Él, que nos trae a una relación con Dios, no de siervos sino de amigos. Si somos amigos de Dios, Dios quiere tenernos por amigos, Él se acerca a todo hombre. Él es el mejor amigo, el que nunca falla, siempre está ahí, nos saca de la esclavitud del mundo, nos limpia la conciencia de pecado por su sangre y nos hace que nos sintamos sus amigos. ¿Qué mas se puede pedir?

 

HECHOS 2

18 Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días derramaré de mi Espíritu, y profetizarán.

Este es el resultado de la obra de Dios, que su pueblo recibe el Espíritu y profetiza, y es que el mensaje que la Iglesia emplea es el mensaje de la Biblia, y Su palabra nunca pasará, aunque pasarán la tierra y los cielos.

 

ROMANOS 6

17Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados; 18y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia.

Otra confirmación de que ya somos libres en Cristo y que Él es nuestro libertador eterno. Libres del pecado en nuestra conciencia y en nuestra voluntad, el que está en Cristo ya no peca, y si uno cae no es premeditadamente y abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo, y no sirva esto de excusa para pecar a nadie. Dios ve el corazón.

 

GALATAS 4

21Decidme, los que queréis estar bajo la ley: ¿no habéis oído la ley? 22Porque está escrito que Abraham tuvo dos hijos; uno de la esclava, el otro de la libre. 23Pero el de la esclava nació según la carne; mas el de la libre, por la promesa. 24Lo cual es una alegoría, pues estas mujeres son los dos pactos; el uno proviene del monte Sinaí, el cual da hijos para esclavitud; éste es Agar. 25Porque Agar es el monte Sinaí en Arabia, y corresponde a la Jerusalén actual, pues ésta, junto con sus hijos, está en esclavitud. 26Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre. 27Porque está escrito:

Regocíjate, oh estéril, tú que no das a luz;

Prorrumpe en júbilo y clama, tú que no tienes dolores de parto;

Porque más son los hijos de la desolada, que de la que tiene marido.

28Así que, hermanos, nosotros, como Isaac, somos hijos de la promesa. 29Pero como entonces el que había nacido según la carne perseguía al que había nacido según el Espíritu, así también ahora. 30Mas ¿qué dice la Escritura? Echa fuera a la esclava y a su hijo, porque no heredará el hijo de la esclava con el hijo de la libre. 31De manera, hermanos, que no somos hijos de la esclava, sino de la libre.

Es tan claro este pasaje y tan abierto al corazón que no necesita comentario, vuelva a leerlo detenidamente.

 

GALATAS 5

1Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud

En Cristo hay libertad, no libertinaje, esto es lo que las iglesias deben aprender y predicar, solo así se puede hacer que el cuerpo de Cristo sea uno como el Padre y Cristo son uno, pero esta tarea es bien difícil.

 

APOCALIPSIS 22

3Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán, 4y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes.

La esperanza que llena nuestros corazones, vivir en la presencia de Dios, y el ser siervos ya nos ha enseñado el Señor que significa se sus amigos y el servirle es practicar esa amistad y ver su rostro y nos llamaremos la casa de Yahweh.

 

CONCLUSIÓN:

Tenemos que vivir con las dos mujeres siendo nosotros Abraham, la libre y la esclava, pero por el Espíritu de Dios, la esclava se hace libre de la muerte, del pecado y del engaño del mundo. 

Puede que sean proyectos espirituales los que quiera el hombre emprender, pero si no son de Dios, no estará Su mano en ellos, esta es la influencia de la mente carnal sobre la mente espiritual, la meta es liberar la mente mediante la unción del Espíritu Santo, y esto es parte del nuevo nacimiento, que ya no caminemos en la esclavitud de la incertidumbre de la guía de vida de la sociedad, sino que caminemos en la seguridad de la voluntad de nuestro esposo y amigo, el Señor Jesucristo. ¡Venga Su reino de libertad en Espíritu!

Y Ud. ¿cuándo fue la última vez que le preguntó al Señor lo que debía hacer sin reaccionar automáticamente, acorde con lo obvio según el razonamiento carnal?

 

  • Ud. quiere conocer a Dios, pero sabe que el camino no es por la religión organizada, ni por las sectas, ni por la sociedad. El mundo ha fracasado. ...Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son... San Juan 17:9. Oración de Jesús.
  • Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre: Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. Profecía de Isaías 9:6.
  • Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mi. Palabras de Jesucristo. Evangelio según San Juan 14:6. 
  • Si de verdad busca Ud. a Dios, comience hoy una nueva vida, de la verdadera mano de Dios. El Evangelio es el mensaje para todas las naciones, sin importar la raza, la procedencia ni la cultura. Dios es el Salvador de aquellos de la humanidad que le abren su corazón.

© Copyright. Todos los derechos reservados.  Desde Jesucristo.net  se autoriza la utilización de estos textos, previa petición, sin que se altere el contenido y citando su procedencia.