JESUCRISTO   LA RESURRECCIÓN VIENE. HE AQUÍ QUE VIENE CON LAS NUBES Y TODO OJO LE VERÁ, Y LOS QUE LE TRASPASARON. Apocalipsis 1:7.

   PAGINA INICIAL 

 CONT@CTENOS    EL CAMINO A  DIOS    EL EVANGELIO   LA BIBLIA     DICCIONARIO ESPIRITUAL    ALIMENTO SOLIDO

DICCIONARIO ESPIRITUAL DE LA BIBLIA

© Carlos Padilla.

NOTA: El "Diccionario Espiritual de la Biblia" de Jesucristo.net está terminado y es parte del libro de Carlos Padilla, autor de esta web: La Mente de Cristo, ya disponible a la venta. Las palabras que quedarán online han sido elegidas de entre todas como ejemplo y estarán en azul, una de cada letra. Si necesita alguna palabra en concreto para sus estudios Bíblicos puede escribir a elcamino@jesucristo.net

Comprar el libro La Mente de Cristo con el Diccionario Espiritual de la Biblia de Jesucristo.net en este link o clic en la foto.

LEA ESTO PRIMERO: El Diccionario Espiritual de la Biblia de Jesucristo.net está enfocado a la visión espiritual del mensaje Bíblico. Si se aplica este significado a los Textos Bíblicos se abrirá su interpretación para el conocimiento de Dios y el crecimiento espiritual del lector. El significado espiritual expuesto en este diccionario no sustituye al significado literal, ni al histórico, ni al profético de la Biblia, sino que es complementario de la riqueza de la Palabra Viva de Dios. Esta interpretación también se conoce como exégesis alegórica. Los Textos de referencia son ejemplos donde el significado espiritual es de mayor relevancia. El Espíritu Santo enseña a Su pueblo conforme a Juan 14:26 y 1Juan 2:27, toda la verdad de la Palabra de Dios, porque Cristo es la Verdad y la Verdad nos hará libres. ...Entonces les abrió la mente para que comprendiesen las Escrituras... Lucas 24:45.

Este Diccionario Espiritual de la Biblia es el cúmulo de la visión espiritual recibida por el autor durante su vida en Cristo, que dio inicio al ministerio Jesucristo.net en Internet. Esta recopilación se ha llevado a cabo por ser mostrada en oración a YAHWEH Dios, en el nombre de Jesucristo, con el ánimo de inspirar y revelar a aquellos que conocen, o quieren conocer a Dios, una  intimidad mayor en sus vidas con el Espíritu Santo.  La visión espiritual, como las parábolas, nos provee de herramientas de crecimiento espiritual del Espíritu Santo. Es un don de Dios para aquellos que han recibido la Fe en Cristo, ese don precioso que da Dios a aquellos que han sido llamados al Reino de Dios y quieren cambiar sus vidas para caminarlas de la mano de Él, cambiando sus mentes en el "arrepentimiento", sus corazones y sus almas, porque han experimentado Su presencia, o porque la buscan y saben que sin Él, la vida es muerte, pues el que no naciere de nuevo, no puede ver el Reino de Dios. Juan 3:3. La bendición y la revelación es de Su Majestad el Rey de reyes, YAHSHUA-JESUCRISTO. Amén.


ÍNDICE  ALFABÉTICO

A - B - C - D - E - F - GH - I - J - L - LL - M - N - O - P - Q - R - S - T - U - V - Y - Z

  

  • Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y llamárase su nombre: Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. Profecía de Isaías 9:6.


  • Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mi. Palabras de Jesucristo. Evangelio de Juan 14:6.
  • Ud. quiere conocer a Dios, pero sabe que el camino no es por las religiones, ni por las sectas, ni por la sociedad. El mundo, sin Dios, ha fracasado. ...Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son... Juan 17:9. Oración de Jesús.


  • Si de verdad busca Ud. a Dios, comience hoy una nueva vida, de la verdadera mano de Dios. El Evangelio es el mensaje para todas las naciones, sin importar la raza, la procedencia ni la cultura. Dios es el Salvador de aquellas personas que le abren su corazón y se arrepienten de vivir sin El.


  • ...Así que hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano. 1Corintios 15:58.

  © Copyright. Todos los derechos reservados.  Desde Jesucristo.net  se autoriza la utilización de estos textos, previa petición, sin que se altere el contenido y citando su procedencia. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A:

A Alfa

Aarón

Abismo

Abraham

Aceite

Adán

Adonías

Adorar

Adulterar

Afecto fraternal

Agua

Aguila

Alabanza

Alfolí

Alma

Altar

Amigo

Amor

Anciano

Ángel

Apacentar

Arar

Árbol

Arco Iris

Armadura de Dios

Arrebatados

Arrepentimiento

Asirio

Asno

Ayuno

IR A ÍNDICE

 

B:

Baal

Babel

Babilonia

Báculo

Barca

Barro

Bautismo

Belén

Bendición

Beso

Bet-El

Blanco

Bodas

Buey

IR A ÍNDICE

 

C:

Caballo

Cabello

Cabeza

Caín y Abel

Calvo

Calzado

Camello

Camino

Cántaro

Cántico

Capa

Carga

Carne

Carpintero

Carro

Ceniza y Cilicio

Cerviz

Ciego

Cielo

Ciencia

Circuncisión

Cizaña

Cojo-Manco

Comida

Comunión

Conciencia

Concilio

Concupiscencia

Condenación

Confesar

Conocimiento

Corazón

Cordero

Corona

Costilla

Creación

Cristo

Crucificar

Cruz

Cuarenta

Cuerno

Cuerpo

Cuervo

Culpa

IR A ÍNDICE

 

D:

Daniel

David

Débil

Descendencia

Desierto

Desnudo

Desobediencia

Día

Diezmo

Dintel

Dios

Disciplina

Discípulo

Doce

Doctrina

Dominio propio

Don

Doncella

Dormir

IR A ÍNDICE

 

E:

Edén

Egipto

Ejército

Elías

Elisabet

Eliseo

Eliú

Emanuel

Enfermedad

Enoc

Entendimiento

Esaú

Esclavo

Escudo

Espada

Espiga

Espíritu

Espíritu Santo

Esposa

Estéril

Estrella

Eterno

Eunuco

Eva

Evangelio

IR A ÍNDICE

 

F:

Faraón

Fariseo

Fe

Fiel

Filisteo

Fin del Mundo

Fornicación

Frente

Fruto

Fuego

IR A ÍNDICE

 

G:

Gabriel

Gedeón

Genesaret

Gentiles

Getsemaní

Gigantes

Gilgal

Gloria

Gólgota-Calvario

Gozo

Gracia

Gran Tribulación

IR A ÍNDICE

 

H:

Hades-Seol

Hambre

Harina

Hebreos

Herencia

Hermanos

Higuera

Hijo

Hijo del Hombre

Himno

Honra

Hora

Horno

Hosanna

Hospitalidad

Hoz

Huérfano

Huerto

Hueso

Humildad

IR A ÍNDICE

 

I

Idolatría

Iglesia

Impío

Incienso

Incircunciso

Infierno

Inteligencia

Ira de Dios

Isaac

Isaí

Isaías

Ismael

Israel

IR A ÍNDICE

 

J

Jacob

Jah-Jehova-Yahweh

Jehová de los Ejércitos

Jericó

Jerusalén

Jesucristo

Job

Jonás

Jordán

José

Josué

Juan Bautista

Judá

Judío

Juez

Juicio - Juicio Final

Justicia

Justo

IR A ÍNDICE

 

L

Labán

Labrar

Lámpara

Langosta

Lavamiento

Lea

Leche y miel

Legión

Lenguas

Lentejas

León

Lepra

Levadura

Leví

Ley

Libre

Limpio

Lot

Lugar Santísimo

Luna

Luz

IR A ÍNDICE

 

Ll

Llaga

Llamamiento

Llave

Lluvia

IR A ÍNDICE

 

M

Maestro

Magdalena

Maná

Mansedumbre

Mantequilla

Manto

Mar

María

Marido

Marta

Matrimonio

Mayordomo

Mediador

Médico

Melquisedec

Mente

Mesías

Miguel

Milagro

Milla

Ministerio

Mirra

Misericordia

Moab y Amón

Moisés

Molino

Monte de los Olivos

Moriah

Muerte

Muerto

Mujer

Mundo

Muro

IR A ÍNDICE

 

N

Nabucodonosor

Nacer de nuevo - Nacer del Espíritu

Nación

Nardo puro

Nave

Nazaret

Necio

Nínive

Niños

Noche

Nombre

Nube

IR A ÍNDICE

 

O

Obediencia

Obispo

Obra

Odre

Ofrenda

Oído

Ojo

Ola

Olivo

Oración

Oro

Ósculo

Oscuridad

Oveja

IR A ÍNDICE

 

P

Pablo

Paciencia

Pacto

Padre

Palabra

Paloma

Pámpano

Pan

Parábola

Paraíso

Paralítico

Pascua

Pastor

Paz

Pecado

Pectoral

Pedro

Peniel

Pentecostés

Peña

Perdón

Perfecto

Perla

Perro

Persecución

Pesca

Pesebre

Pez

Pie

Piedad

Piedra

Plaga

Plenitud

Pobre

Poder

Pollino

Potestades

Potifar

Pozo

Predicación

Presencia de Dios

Príncipe

Principio

Profano

Profecía

Profeta

Prójimo

Promesa

Prosélito

Prostitución

Pueblo

Puerta

IR A ÍNDICE

 

Q

Querubín

Quita el calzado de tus pies

IR A ÍNDICE

 

R

Rahab

Ramera

Raquel

Rebaño

Rebeca

Recompensa

Reconciliación

Redentor

Redil

Religión

Remanente

Resurrección

Revelación

Rey

Rico

Río

Roca

Rocío

Rudimento

Rut

IR A ÍNDICE

 

S

Sabá-reina de

Sábado

Sabiduría

Sacerdote

Sacrificio

Sal

Salmo

Salomón

Salvación

Samaritano/a

Samuel

Sangre

Sanidad

Sansón

Santo

Sara

Satanás

Saúl

Secta

Sed

Sellados 144.000

Sello

Señal

Señor

Serpiente

Siervo-Criado

Simiente-Semilla-Sembrar

Simón de Cirene

Sión

Sodoma y Gomorra

Sol

Sordo-Mudo

Sueño-Visión

Suerte

Sulamita-Sunamita

IR A ÍNDICE

 

T

Tabernáculo

Tarsis

Temer

Temor de Dios

Templo

Tentación

Testigo

Tiempo

Tiendas

Tierra Prometida

Trabajo

Tradición

Tribulación

Trigo

Trompeta

Trono

Túnica

IR A ÍNDICE

 

U

Unción

Ungido

Unigénito

Ur

Urim y Tumim

IR A ÍNDICE

 

V

Valle

Vara

Varón

Vasija -Vaso

Velar-Vigilia

Velo

Vendimia

Ver

Verbo

Verdad

Vestidura

Vid

Vida

Vida Eterna

Vidente

Viento

Vino

Viña

Virgen

Virtud

Visión

Viuda

Voluntad de Dios

Voz

IR A ÍNDICE

 

Y

YHWH - Yahweh - Yahshuah

Yelmo

Yugo

IR A ÍNDICE

 

Z

Zarza

Zorra

W Omega

IR A ÍNDICE

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aarón: Figura de Jesucristo. Primer sacerdote del Señor, de donde podemos ver dos tipos de sacerdocio: el de la religión y el profético-espiritual, el de Cristo, en alegoría. Aarón y Moisés son los dos enviados al pueblo. De los líderes de las iglesias sale la voz de Jesucristo, pero también la de los hombres, de ahí que hiciera el ídolo que le pidió el pueblo, pero se arrepintió. Figura del hombre o mujer de Dios que aun teniendo a Cristo, cae y se arrepiente. 

Éxodo 5:1, 8:25, 17:12 y Cap. 28. Hebreos 7 y 9:4, 1Pedro 2:9.

...Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, gente santa, pueblo adquirido , para que anunciéis las virtudes de Aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz admirable. 10Vosotros, que en el tiempo pasado no erais pueblo, mas ahora sois pueblo de Dios; que en el tiempo pasado no habíais alcanzado misericordia. 1Pedro 2:9.

 

 

 

 


 

 

 

 

Barca: La Iglesia. Aquella congregación a la que pertenecemos, la cual pertenece a su vez al Cuerpo de Cristo, porque hemos sido comprados por precio de sangre, por Cristo, y el Espíritu Santo nos da la coyuntura espiritual en una iglesia en particular para que Le sirvamos. Algunos pasarán su vida en la misma barca; otros cambiaran de barca para servir al Señor. Transporte para ir por el mar, siendo el mar el mundo y la barca la iglesia en fraternidad cristiana. Cristo nos enseña que para andar sobre el mar sin barca hay que tener la misma fe que Él. Pero el discípulo que simboliza la piedra de fe en Cristo, Pedro, duda y se hunde, entrando Jesús con él en la barca para calmar la tempestad. Tanto nosotros como la barca no podemos mantenernos en la tempestad del mundo si Cristo no está siendo nuestro Pastor, a quien pongamos a gobernar nuestras vidas y nuestras iglesias. No nos pase como a los discípulos, no dejemos dormir a Jesús en nuestras barcas, tengámosle despierto en nuestros corazones, cumpliendo con la Gran Comisión, ganando almas para Él con oración, ayuno, adoración y alabanza.

Génesis 7:1, Mateo 14:26, Lucas 5:7, 8:22, Juan 6:22.

...Y ya la barca estaba en medio del mar, azotada por las olas; porque el viento era contrario. 25Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el mar. 26Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, diciendo: ¡Un fantasma! Y dieron voces de miedo. 27Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis!. Mateo 14:24.

Ver Estudio Bíblico en Alimento Sólido: Barca.

 

 

 


 

 

 

Caín y Abel: El hombre que se justifica ante Dios por sus obras y se las ofrece a Dios, ese es Caín. El hombre de Dios que le ofrece un Cordero, símbolo del sacrificio de Cristo, porque sabe que no puede justificarse, éste es Abel. Las dos actitudes del hombre ante Dios. Los dos ladrones en la dos cruces, junto al Señor en el Calvario. Es la misma persona, con o sin Cristo. 

Génesis 4:1 al 25, Hebreos 11:4, 1Juan 3:12, Judas 11.

...Por la fe Abel ofreció a Dios mayor sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio a sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella. Hebreos 11:4.

Ver Estudio Bíblico de Alimento Sólido: CAÍN Y ABEL.

 

 

 


 

 

 

Desierto: Transición en la vida del hombre de Dios cuando empieza a seguirle, pero aún no Le conoce y no tiene Su presencia. Falta de agua que es el Espíritu. Tiempo que se pasa en la religión buscando a Dios y no se Le encuentra allí. Es allí donde se encuentra la Ley. Pero en la tierra prometida se nos promete leche y miel, y no la Ley, porque la nueva tierra es el alma de un hombre o mujer que ha recibido a Cristo y que ya no te juzga sino que te ama en el amor de Dios, que es mayor que la Ley. No es en usa sola ocasión que el cristiano pasa por un desierto en su vida, sino que el Señor le llevará cada vez que reciba crecimiento espiritual, donde Dios habla al corazón para transformación del alma.

Éxodo 3:18, Deuteronomio 1:19, Salmo 107:33, Cantares 3:6, Marcos 1:3, Juan 3:14, 1Corintios 10:5, Hebreos 3:7.

...Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz, 8no endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto, 9donde me tentaron vuestros padres; me probaron, y vieron mis obras cuarenta años... ...12Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo... Hebreos 3:7.

 

 

 


 

 

 

Edén: La presencia de Dios. Donde estaba Adán antes de que Eva, su alma, codiciase ver la vida sin Dios, luego fue el hombre echado fuera de Edén; dice que ...fuera de Su presencia. La salvación nos lleva de vuelta a Edén, al Paraíso de Dios, a Su presencia, a través de Jesús, el Árbol de la Vida eterna.

Génesis 3:23, Ezequiel 36:35, Joel 2:3, Lucas 23:43, Apocalipsis 2:7.

...Y dijo Yahweh Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre. 23Y lo sacó Yahweh del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado. 24Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida. Génesis 3:22.

Ver Estudio Bíblico en Alimento Sólido: MIRANDO AL ÁRBOL DEL CENTRO DEL EDÉN.

 

 

 


 

 

 

Fruto: El amor de Dios al anunciar el Evangelio diariamente a quienes nos rodean, poniendo así nuestras vidas por ellos y llevando nuestra cruz. Hablemos Juan 3:16 en nuestra conversación con todos. Cuando anunciamos el Evangelio del Reino de Dios para salvación de las almas, obedecemos y cumplimos Su mandamiento de llevar a cabo la Gran Comisión: Las que se salvan son el fruto del Espíritu: ...Ofrezcamos siempre a Dios, por medio de Él "Jesucristo", sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan Su nombre. Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios... Hebreos 13:15. Viene de Dios hacia nosotros y de nosotros a Dios y al prójimo. Es lo que emana de un alma salvada por Jesucristo por la fe. Los dones del Espíritu Santo en nosotros por la obra de Dios. Que un alma traiga la presencia de Dios a otros porque pone su vida por ellos intercediendo a Dios por el Espíritu Santo, en Cristo. No son nuestras obras ni el cumplimiento de ninguna religión. Cristo maldijo la higuera -símbolo de la levadura de las tradiciones que hicieron nula la religión Judía y le impedía dar frutos del Espíritu- porque no daba frutos, porque el fruto del Espíritu y la obra de Dios, es que creamos en Su Hijo Jesucristo. Las buenas obras son de Dios, no se nos cuentan como ganancia, sino como deuda, pero ser herramienta de Dios para ellas es señal de que estamos con Él, haciendo aquellas obras que Él preparó de antemano para que anduviésemos en ellas, como dice la Palabra. El comportamiento del buen cristiano en misericordia, mansedumbre, fraternidad, y obediencia y amor de Dios. Nunca olvidemos la premisa que nos ensaña el Señor para reconocer a los falsos profetas: ...Por sus frutos los conoceréis... Mateo 7:16.

Proverbios 10:16, 12:14, Isaías 57:19, Mateo 3:8, 7:16,17, Juan 15:16, Gálatas 5:22 y 6:2, Hebreos 13:15, 2Pedro 1:8.

...No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en  mi nombre, Él os lo dé. Juan 15:16.

 

 

 

 


 

 

 

 

Getsemaní: Huerto donde Jesús bebió la copa del pecado del mundo. Lugar espiritual donde nos entregamos a Cristo en nuestra intimidad para recibirle como Sacerdote Eterno y Salvador, porque allí, en Getsemaní, cada día, todo aquel que recibe a Cristo por el Evangelio se encuentra con el Hijo de Dios que ha bebido la copa del pecado, intercediendo por nosotros de una vez para siempre, y cada día en nosotros por el Espíritu Santo del que nacemos de nuevo. Significa prensa de aceite, siendo que Cristo al beber la copa del pecado nuestro en este monte, era machacada Su alma como la aceituna que destila el aceite que es la unción que alumbra nuestras almas y que nos da el derramamiento del Espíritu Santo. Por Su sufrimiento nosotros tenemos la unción. Un ángel del cielo Le apareció para fortalecerle, éste trae la presencia que destilan aquellos que han ofrecido sus almas en el altar de Dios para que Él no esté solo y vea el fruto eterno de Su obra. Aunque hoy uno interceda por el Maestro, la unción va a Él hoy en el Getsemaní espiritual, allí donde Él ve el resultado de beber aquella copa. También allí es traicionado por Judas al entregarle, que representa a aquellos que aun teniendo la oportunidad de salvación la desprecian. Desde luego es un lugar espiritual hoy, además de físico, y es donde Jesús ve los dos resultados de la humanidad, los que se van con Él y los que no Le aman.

Mateo 26:36, Lucas 22:39.

...y puesto de rodillas oró, 42diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. 43Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle. 44Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra. Lucas 22:41.

 

 

 


 

 

 

Hambre: Necesidad de Dios, de Su presencia, de Su amor y del alimento de la Palabra de Dios.  Como encontramos en la propia Palabra: ...El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy...Lucas 11:3 ...No solo de pan vive el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios... Mateo 4:4. ...Leche espiritual no adulterada... 1Pedro 2:2. Mana de cielo les dio a comer... Yo soy el pan de vida... Juan 6:48. El hambre verdaderamente espiritual es de Dios, no de pan, porque Dios es la vida eterna en Cristo por Su Espíritu, mientras que el pan es comida temporal y perecedera.

Proverbios 10:3, Mateo 5:6, 25:35, Lucas 6:25, Juan 6:35.

...Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados. Mateo 5. Las Bienaventuranzas.

...Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás. Juan 6:35.

Ver Estudio Bíblico en Alimento Sólido: ALIMENTANDO AL PUEBLO DE DIOS. Ver también: APACIENTA MIS OVEJAS.

 

 

 


 

 

 

 

Incienso: Olor fragante de las oraciones de Jesucristo por nosotros. Olor fragante de las oraciones de los santos que son traídas a la presencia de Dios y que Él derrama en bendición sobre los amados. Unción o bendición que se le trae a un hermano, de parte de Dios, al orar e interceder por él ofreciendo nuestra alma al Señor a cambio.

Salmo 141:2, Cantares 4:6, Mateo 2:11, Apocalipsis 5:8, 8:3.

...Hasta que apunte el día y huyan las sombras, me iré al monte de la mirra, y al collado del incienso. Cantares 4:6.

Ver Estudio Bíblico en Alimento Sólido: ORO, INCIENSO Y MIRRA.

 

 

 

 


 

 

 

Judá: Linaje de Yahshua el Mesías, el Hijo de Dios. La tribu del linaje de la promesa de la herencia mesiánica según la voluntad de Dios Padre, revelada en la bendición de Jacob a su hijo Judá. El león de la tribu de Judá es un famoso nombre con el que se conoce al Señor Jesucristo, descendiente de esta tribu, una de las doce tribus de Israel, como lo eran sus padres, José y María, y su antepasado el rey David.

Judá es el cuarto hijo de Jacob, de su esposa Lea. Fue quien salvó la vida a José convenciendo a sus hermanos de no matarlo sino de venderlo. José, así en manos de Dios, luego salvaría a las doce tribus y a todo el pueblo de Israel. Judá sería el líder de las doce tribus aunque no era el primogénito, conforme a la profecía que hemos leído. La bendición anterior de Jacob a Judá de parte de Dios le conferiría el trono de Israel, el liderazgo del pueblo de Dios, no solo en David sino en un descendiente eterno, que obviamente es Jesús de Nazaret, nacido en Belén de Judá, y descendiente de David, de Judá, de Israel y de Abraham.

Judá es también la mitad del reino de los hijos de Israel cuando se separaron en dos, quedando en el territorio de Jerusalén y Benjamín, la tribu del hermano pequeño. Conquistó Jerusalén en la Tierra Prometida tras la muerte de Josué. En la separación de Israel en dos reinos, y en ese pecado fue dispersado de su tierra como todas las tribus, a la que regresaría en la misericordia de Yahweh, a la que también ha regresado en nuestros días, los tiempos finales. Judá es el origen de Judaísmo, y de "Judío", nombre que ha sido extendido a todo el Israel de fe y tradición de la Tora y Tanac, o Antiguo Testamento. Judá es la historia de aquellos que son de Dios, y desde su nacimiento han sabido que Su mano estaba sobre ellos, hasta el día en que han recibido a Cristo en su corazón, naciendo de nuevo. Judá, "Yehuda" significa que Dios sea alabado.

Génesis 49:8, Deuteronomio 33:7, Jueces 1:2, 2Reyes 25:21, Hebreos 7:14, Apocalipsis 5:5.

...Judá, te alabarán tus hermanos; tu mano en la cerviz de tus enemigos; los hijos de tu padre se inclinarán a ti. 9Cachorro de león, Judá; de la presa subiste, hijo mío. Se encorvó, se echó como león, así como león viejo: ¿quién lo despertará? 10No será quitado el cetro de Judá, ni el legislador de entre sus pies, hasta que venga Siloh; y a él se congregarán los pueblos. 11Atando a la vid su pollino, y a la cepa el hijo de su asna, lavó en el vino su vestido, y en la sangre de uvas su manto. 12Sus ojos, rojos del vino, y sus dientes blancos de la leche. Deuteronomio 49:8.

Ver Estudio Bíblico en Alimento Sólido: CORDERO DE DIOS - LEÓN DE JUDÁ.  - LA RESTAURACIÓN DE ISRAEL - JUDÍOS MESIÁNICOS.

 

 

 


 

 

 

 

Lámpara: El alma que ha recibido la luz de Dios y alumbra a los demás, siente y ve con el ojo del Espíritu en la Palabra de Dios. También una iglesia o un ministerio cristiano que es ungido por Dios porque sus miembros buscan la intimidad con Dios en Cristo, porque buscan Su voluntad y trabajar para el bien del pueblo de Dios y para Su gloria.

La lámpara, sea el alma o el ministerio debe estar llena de aceite para que alumbre. El aceite es la unción del Espíritu de Dios, que "compramos", espiritualmente hablando, en la intimidad con Dios, pasando tiempo con Él en Jesucristo. Para que no nos falte y dejemos de dar luz debemos de buscar nuestro tiempo con Dios diariamente, levantarnos antes, hacer vigilia, o un alto en el camino del día. Este aceite se obtiene por la intercesión al orar y poner nuestras vidas por los amigos que están en Cristo para que sean visitados del Espíritu Santo, como anticipo de la eternidad, hoy en sus vidas, a cambio de nuestro destilar aceite, por ser, "machacados" como la aceituna en el molino, por la intercesión, orando y sobrellevando los unos las cargas de los otros. Esto lo recibimos en el trato de los hermanos y en el que damos nosotros. Jesucristo intercede cada día por nosotros para traernos Su Espíritu, y nos lo enseñó en Getsemaní (Huerto de los olivos, donde iba a orar), por Su gran amor por nosotros. Así, entre la Iglesia, si nos amamos unos a otros, todos conocerán que somos discípulos de Cristo.

2Samuel 22:29, 1Reyes 15:4, Job 21:17, Salmos 18:28, 119:105, Proverbios 20:27, Mateo 6:22, Lucas 12:35, Hechos 20:8, Apocalipsis 22:5.

...Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino. Salmo 119:105.

...Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo. 2Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas. 3Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; 4mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas. Mateo 25:1.

Ver Estudio Bíblico en Alimento Sólido: Las Diez Vírgenes.

 

 

 


 

 

 

 

Llave: El Evangelio. A Pedro le dijo Jesús que por ser piedra, esto es, por tener fe en Él como Hijo de Dios y Cristo, le eran dadas las llaves del Reino de los Cielos. A aquellos que son piedra, al igual que a Pedro, es decir, que tienen esa misma fe, les son dadas las llaves del Reino de Dios. Si predicamos el Evangelio estamos abriendo el Cielo a nuestro prójimo con la llave, que es la Escritura predicada con el Espíritu Santo, la cual trae la nueva mente en el arrepentimiento para nacer de nuevo.

Isaías 22:22, Mateo 16:19, Lucas 11:52, Apocalipsis 1:18, 3:7.

...Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. 19Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos. Mateo 16:18.

 

 

 


 

 

 

 

Manto: La cobertura del Espíritu, con la que Dios nos protege y nos envía a la batalla de la predicación. Ante los ángeles y ante Dios, o sea en la dimensión del Espíritu, somos vistos como vestidos con una ropa real, que es el manto de Dios. Elías llevaba su manto, el cual recibió Eliseo, como una doble porción de espíritu de Elías, la confirmación de la unción del Espíritu Santo que estaba en Elías, el reconocimiento del maestro que instruye al discípulo. El manto de Cristo era de una sola pieza, que no tiene uniones de telas, ni añadiduras de tejidos, sino de hechura preciosa y con un patrón de guía verdadero y perfecto: Su espíritu. Vistámonos con este manto de la sangre de Cristo y los ángeles nos verán como a Él, que es lo que Él quiere, la esposa de Cristo debe vestir de igual realeza que el esposo, con la santidad y el poder de Dios. 

1Samuel 24:4, 1Reyes 19:19, 2Reyes 2:13, Isaías 61:10, Lucas 8:44, Juan 13:4.

Aquellos que no llevan el manto de la santidad, llevan otro manto, de hechura propia, el de su moral y mente personal, el de su propia justicia, como Job, con el que van vestidos de muerte. Éste manto que no es de Dios, sino de nosotros, es el que debemos poner a los pies de Cristo para que Él pase por encima montado sobre el pollino de asna al entrar en Jerusalén y así rendirnos ante Su majestad para recibir ese nuevo manto de Su vida, que aporta una nueva mente, la de la libertad del Espíritu, para que no vivamos más bajo la Ley sino bajo Su Gracia.

Mateo 21:8, Marcos 11:8, Lucas 19:36.

...Y he aquí una mujer enferma de flujo de sangre desde hacía doce años, se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto; 21porque decía dentro de sí: Si tocare solamente su manto, seré salva. 22Pero Jesús, volviéndose y mirándola, dijo: Ten ánimo, hija; tu fe te ha salvado. Y la mujer fue salva desde aquella hora. Mateo 9:20.

Ver Estudio Bíblico en Alimento Sólido: LA VESTIDURA ESPIRITUAL DE LA UNCIÓN.

 

 


 

 

 

 

Nube: Vestidura Celestial de Dios en la tierra para manifestar Su presencia sin que veamos Su verdadera apariencia.

Presencia de Dios cuando venía al Tabernáculo y cuando guiaba a Israel por el desierto de día, como columna de nube. Estado de transfiguración donde Cristo fue llevado y donde se dice en la Escritura por Él mismo que volverá. No podemos ver bien a través de las nubes, por eso son usadas para el cambio de un mundo a otro.

Génesis 9:13, Éxodo 13:21, 16:10, 24:18, 40:34, Salmos 99:7, Mateo 17:5, 24:30, Lucas 12:54, Hechos 1:9, 1Corintios 10:2, Apocalipsis 1:7, 11:12, 14:14.

...y se transfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz. 3Y he aquí les aparecieron Moisés y Elías, hablando con él. 4Entonces Pedro dijo a Jesús: Señor, bueno es para nosotros que estemos aquí; si quieres, hagamos aquí tres enramadas: una para ti, otra para Moisés, y otra para Elías. 5Mientras él aún hablaba, una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd. Mateo 17:2.

Ver Estudio Bíblico en Alimento Sólido: LA NUBE Y LA COLUMNA DE FUEGO.

 

 


 

 

 

 

Obediencia: Amar a Dios, confiar en Él y en Su Palabra. Agradarle, no por imposición sino por amor a Él y a nosotros mismos y a nuestra dignidad.

Él nos provee de un Espíritu y una mente hechas a Su imagen y semejanza para subir a Su altura en amor y sabiduría. Si Le obedecemos, Le amamos a Él y a nosotros, pero no lo entendemos hasta que Le conocemos, entonces decimos: ...si yo lo hubiese sabido antes, no hubiera vivido de esa manera, ¡qué necio fui!... La fe produce obediencia a la Palabra de Dios, porque creemos que Dios nos ama y ha dado a Su Hijo por nosotros, quien obedeció hasta la Cruz, por amor.

Romanos 1:5, 2Corintios 10:5, Hebreos 5:8.

...Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente. 8Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; 9y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen; 10y fue declarado por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec. Hebreos 5:8.

 

 

 


 

 

 

Padre: Dios es nuestro Padre eterno, quien no conoce a Dios no conoce a su Padre espiritual, su mejor amigo. Progenitor espiritual, nuestro Padre nos hace nacer de nuevo por Su Espíritu al darnos el don de la fe en la obra de Su Hijo Jesucristo en la Cruz. Si no nacemos de Él, estamos muertos a la vida.

Debe el hombre entender que el cuerpo espiritual, que no muere, lo da Dios, y que el que tenemos aquí, que hemos recibido de nuestros padres carnales, es temporal, y base para el alma que contiene nuestra personalidad individual que se imprimirá en el Espíritu de Dios, si nacemos de nuevo "Juan 3:3", para la permanencia de nuestra alma para la salvación que viene por el "arrepentimiento" o cambio de la mente. Es por lo tanto nuestro Padre el que nos hace parte de Cristo, el unigénito del Padre, por lo tanto no hay mas hijos genéticos de la genética espiritual, sino solo uno, y todos los que le reciben son hechos parte de ese Cuerpo de Cristo en las bodas del Cordero, para pasar a formar parte de ese Unigénito del Padre.

Es, también, nuestro padre carnal un ser especial al que debemos honrar, cumpliendo el mandamiento del Señor, y es de gran bendición oír y honrar a nuestros padres, siempre y cuando nos instruyan en el Camino de Dios.

Como descendencia espiritual, también entenderemos que son  nuestros padres Abraham, Isaac, y Jacob, así como a aquellos que nos han traído el mensaje de Dios, como los apóstoles, pastores y maestros, pero en nuestro conocimiento y reconocimiento, no en público: ...No llamaréis padre vuestro a nadie en la tierra, porque un Padre tenéis en los cielos; Dice Jesucristo. Mateo 23:9.

Génesis17:5, Éxodo 20:12, 2Samuel 7:14, 2Reyes 2:12, Salmos 68:5, Proverbios 13:1, Isaías 63:16, Mateo 7:21, 24:36, 28:19, Marcos 14:36, Lucas 1:17, Juan 3:35, 4:23, 10:30, 14:10, 16:23,  Hebreos 7:3, 1Pedro 1:17, 1Juan 1:2.

...Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. 24Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren. Juan 4:23.

Ver Estudio Bíblico en Alimento Sólido: PADRE NUESTRO.

 

 


 

 

 

Quita el calzado de tus pies: Descalzarse de nuestra propia mente ante Dios. Descalzarse del Evangelio ante un hermano que ya ha recibido la Salvación de Dios; a quien por sus frutos puedo reconocer como discípulo de Jesús.

El corazón de Dios es la Tierra Prometida, pero también los hermanos son nuestra tierra prometida, donde ya está Jesucristo, y por lo tanto, la presencia de Dios, estamos en tierra santa de Dios. Al entrar Moisés en la presencia de Dios, le pide que se quite el calzado. El calzado del hombre es su mente, su forma de pensar y de valorar las cosas, pero Dios nos dice que Él sabe mejor que nosotros. Para con el resto de personas, siempre iremos calzados con el calzado del Espíritu, el Evangelio, con el apresto del Evangelio de la Paz y de la Salvación de Dios en Cristo.

Éxodo 3:5, Efesios 6:15.

...Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, 15y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. 16Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Efesios 6:15.

 

 

 


 

 

 

Raquel: Oveja; el alma que se deja pastorear por Dios. Alma que se enamora el Espíritu Santo. Es el Señor quien se anamora de las almas de los que Le buscan. Así también el predicador, el discípulo de Dios cuando ve a una persona que busca a Dios en Espíritu y en Verdad, como se enamoró Jacob de Raquel.

Jacob tuvo que servir siete años por su hermana Lea que le fue dada primero, que es la carne del hermano, pero el alma del creyente, Raquel, tarda otros siete años. Estos siete periodos representan la totalidad del tiempo de crecimiento que necesita cada persona. Primero la circuncisión de la carne, figura del corazón arrepentido en Espíritu, seguido de la edificación espiritual de su alma y de su mente, que el individuo debe ir haciendo al profundizar en su relación con Dios en Jesucristo.

Génesis 29: 18, Mateo 2:18. 

...Y Jacob amó a Raquel, y dijo: Yo te serviré siete años por Raquel tu hija menor. 19Y Labán respondió: Mejor es que te la dé a ti, y no que la dé a otro hombre; quédate conmigo. 20Así sirvió Jacob por Raquel siete años; y le parecieron como pocos días, porque la amaba. Génesis 29: 18.

Ver Estudio Bíblico en Alimento Sólido: LEA Y RAQUEL.

 

 

 


 

 

 

 

Sábado: Reposo del Señor cuando Le recibimos en nuestro corazón, en espíritu y en verdad, y a Su Hijo como Señor y Salvador.

Cuando nacemos de nuevo, Dios descansa de Su obra salvadora en Su Hijo Jesucristo, en nosotros que le hemos recibido. Reposo nuestro cuando hemos encontrado la reconciliación con Dios, la relación personal real con Él en Su Hijo Jesucristo, cuando sentimos Su amor, Su presencia y recibimos Su Palabra, además de venir a formar parte de Su Iglesia, una vez encontramos aquellas coyunturas a las que pertenecemos, con la que compartir y servir a Dios y al prójimo. Sábado es pues un estado de reposo, más que un día específico de la semana, el fin, el propósito del Sábado es una nueva vida con Dios.

La discusión entre congregarse en sábado o en domingo carece de importancia espiritualmente y en nuestra relación con Dios. Para los que predicamos y escribimos, el Sábado es aquel día en el que aquellos a los que se les trae el Mensaje del Evangelio de la salvación de Dios, lo reciben y cambian sus vidas en una relación personal con Dios en Jesucristo. Cuando nacen de nuevo, como enseña el Señor en Juan 3, dejan de seguir sus propias ideas del mundo, religiones y tradiciones. Y es el Sábado aquel día en que uno pone su vida para interceder con Jesús y compartir con Él la gran carga diaria que la Iglesia comparte por todo Su pueblo, para que estén protegidos del maligno, guiados por el Espíritu Santo diariamente. Este Sábado es para aquellos que aman al Señor y les gustaría que ya estuviésemos en Su Reino. El Sábado espiritual es para los que han recibido el sacerdocio de la intercesión, oración, predicación, servicio, llevando cada uno la carga que Dios sabe que podemos llevar por amor a nuestro Esposo del alma, Jesucristo, y por los hermanos, llevando nuestra cruz diaria. Para comprender el cumplimento del Sabbat, es necesario haber recibido la fe para aceptar a Cristo, el Cordero de Dios que se ofreció a Sí mismo para librar a los que creen en Él como El Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. El Cordero de la Pascua que nos libra de la esclavitud del pecado, la enemistad con Dios, y de la muerte que produce dándonos vida eterna en la resurrección, y vida de verdad aquí. Lea detenidamente Y SE RASGO EL VELO.

Génesis 2:2,3, Éxodo 16:23 al 30, 20:8 al 11 y 31:13 al 17, Oseas 2:11, Isaías 58:13, Marcos 2:23 al 28, Colosenses 2:16, Hebreos 4:4.

...Temamos, pues, no sea que permaneciendo aún la promesa de entrar en su reposo, alguno de vosotros parezca no haberlo alcanzado. 2Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron. 3Pero los que hemos creído entramos en el reposo, de la manera que dijo: Por tanto, juré en mi ira, no entrarán en mi reposo; aunque las obras suyas estaban acabadas desde la fundación del mundo. 4Porque en cierto lugar dijo así del séptimo día: Y reposó Dios de todas sus obras en el séptimo día. 5Y otra vez aquí: No entrarán en mi reposo. 6Por lo tanto, puesto que falta que algunos entren en él, y aquellos a quienes primero se les anunció la buena nueva no entraron por causa de desobediencia, 7otra vez determina un día: Hoy, diciendo después de tanto tiempo, por medio de David, como se dijo: Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones. 8Porque si Josué les hubiera dado el reposo, no hablaría después de otro día. 9Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. 10Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas. Hebreos 4.

Ver también Estudio Bíblico en Alimento Sólido: EL SÁBADO ESPIRITUAL.

 

 

 


 

 

 

Tabernáculo: El Alma de Dios y el alma del hombre, son la habitación espiritual donde se tiene comunión con Él en el Espíritu. Reducto de intimidad donde se vive con Dios en cualquier parte.

También donde habita el pueblo de Dios cuando alaba al Señor en la congregación, donde hay verdadero amor fraternal en Cristo. La profecía habla de la Fiesta de los Tabernáculos cuando venga el Señor en gloria, cuando habitaremos con Él. Es, pues el tabernáculo, la vida cristiana en el momento de la intimidad con Dios, solo o en la congregación de los santos.

Éxodo 26:33, 33:7, Levítico 23:34-42, Salmos 27:5, 132:7, Ezequiel 37:27, Juan 7:2, 2Corintios 5:1, Hebreos 9:11, Apocalipsis 15:5, 21:3.

...Pero estando ya presente Cristo, sumo sacerdote de los bienes venideros, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es decir, no de esta creación, 12y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención. Hebreos 9:11.

Ver Estudio Bíblico en Alimento Sólido: LA FIESTA DE LOS TABERNÁCULOS.

 

 

 


 

 

 

Unción: Bendición de la Gracia de Dios que nos llena del Espíritu Santo. La cobertura que recibe el cristiano al nacer de nuevo por la fe, por haber entregado su vida y haber recibido a Cristo como Rey de su alma, creyendo que es Cristo nuestro libertador y por quien tenemos la paz de Dios.

Esta cobertura, o vestido de la esencia de Dios, da la revelación del conocimiento de Él, y un espíritu a Su semejanza. La guía infalible para la vida en la plenitud con la que el hombre debe vivir. Es figura del aceite que se derrama sobre nosotros del alma de Jesucristo aplastada en el monte de Getsemaní, el monte de los olivos, al beber la copa de nuestro pecado, como la aceituna aplastada destila el aceite para la unción. El Hijo de Dios es la fuente de ese aceite que llena nuestras almas-lámparas para tengan el depósito lleno de ese precioso combustible que no se acaba, para dar luz a las almas de los que Le aman y mantener encendido en fuego del Espíritu, en nuestro corazón.

Éxodo 30:25, Salmos 89:20, 1Juan 2:20, 2:27.

...Pero la unción que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; así como la unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera, y no es mentira, según ella os ha enseñado, permaneced en él. 1Juan 2:27.

Ver Estudio Bíblico en Alimento Sólido: LA VESTIDURA ESPIRITUAL DE LA UNCIÓN.

 

 


 

 

 

Vida Eterna: La promesa de Dios para los que Le aman y que empieza hoy, o cuando uno recibe a Dios en su corazón en Cristo para salvación de su alma y posterior resurrección a semejanza del cuerpo de Cristo sin muerte, ni enfermedad, sino espiritual. Los que no aman a Dios vivirán eternamente en el infierno, pues Cristo resucitará a todos en Su venida y juzgará a todos dándoles el pago que merecen. La vida eterna de la bendición de Dios se puede disfrutar ya por la fe, sabiendo que no vamos a morir, sino a ser trasformados de un cuerpo a otro, pero debemos confiar en que es Él quien nos guarda en la fe con Su Espíritu. Cuidado con el diablo que anda alrededor como león intentando devorar, si fuere posible, a los escogidos. Pero el Señor ya le ha vencido. Andemos pues en Él, en la Santa Cena, y en la predicación del Evangelio, en la ayuda a los necesitados, cuidando de nuestras familias y de nuestros hermanos, disfrutando de las cosas buenas de la vida que Dios nos da, en la oración y en las revelaciones de Dios para saber los tiempos proféticos y seguir creciendo en el Espíritu, y ofreciendo nuestras almas cada día en sacrificio vivo por los hermanos, para que todo el cuerpo de Cristo y Cristo mismo, estemos entre todos llevando la carga de la batalla espiritual de los que han creído a Cristo, para que estemos con Él hasta Su venida y nos bendiga en este mundo enemigo de Dios.

Mateo 19:16, 25:46, Juan 3:16, 3:36, 10:28, 17:3, Romanos 2:7, 6:23, 1Timoteo 6:12, 1Juan 5:20, Judas 21.

 

 

 


 

 

 

Yugo: Boda del alma con Jesucristo para el Reino. Pieza de madera que une a dos bueyes que tiran de una misma carga. Jesús nos invita a tomar Su yugo a un lado, con Él a la derecha, porque Su carga es fácil de llevar, pues es una carga de amor por la Iglesia. La carga de este yugo, no es la de los pecados de los hermanos, los cuales por haber ellos aceptado el perdón de Dios en Cristo han sido liberados de ellos; sino la carga de la vida, porque vivimos todavía en el mundo con todas las luchas internas y externas espirituales las cuales el diablo lucha contra la Iglesia, y llevemos nuestra cruz cada día. La carga de evangelización para que los que no son salvos puedan disfrutar de la salvación del pecado libres del peso de tal esclavitud de conciencia y puedan acoplarse a este yugo, por voluntad propia. ¿No amaremos a Jesús que cada día sigue llevando el yugo de nuestras cargas para que seamos liberados y tengamos la presencia del Espíritu Santo?.

Levítico 26:13, Isaías 9:4, 58:6, Lamentaciones 3:27, Mateo 11:29, 11:30.

Ver Estudio Bíblico en Alimento Sólido: LA CRUZ.

 

 

 


 

 

 

Zarza: Encuentro con Jesucristo. Moisés vio al Señor y la zarza no se consumía mientras ardía. Nuestra alma al recibir la presencia de Dios es bendecida y no se quema aunque arde en el fuego del Espíritu, nos da la luz, la fuerza, el Espíritu, el poder, la fe y no nos consume, no nos desgastamos cuando caminamos de la mano de Dios. Todo esto y la purificación que con ello viene, solo es posible si venimos en humildad y sinceridad delante de Dios y en el nombre de Cristo, descalzados nuestros pies, si no El fuego de Dios nos quemaría. Manifestación de Dios en la creación, pero que aún siendo muy frágil ante el fuego, no es consumida por voluntad de Dios, pero que el Señor utiliza para que comprendamos, que Su fuego no es destructor de la creación, sino del pecado, para que veamos que si Él entra en nosotros, Su fuego no nos consumirá si somos lavados en Cristo, sino que nos dará la luz y el calor de Su amor y la vida que no se consume, porque Él es fuego consumidor. Ante un hermano y ante la congregación en alabanza, cuando la presencia de Dios es manifiesta, es figura también de la zarza ardiendo y nos descalzaremos del Evangelio ante los que Ya conocen y han recibido a Jesús, con ellos compartiremos Alimento Sólido de la revelación de Dios.

...Él os bautiza en Espíritu Santo y fuego... Mateo 3:11.

Éxodo 3:2, Deuteronomio 33:16, Jueces 9:14, Marcos 12:26, Lucas 20:37, Hechos 7:30.